Descubre estrategias para invertir tu dinero hoy y ahorrar para el retiro sin preocuparte por tu bienestar económico.

El retiro es un momento de la vida que quizás lo veas como algo muy lejano. Pero, debes saber que inevitablemente ese día llegará. Para disfrutar de esos años, una buena idea es comenzar cuanto antes con una clara planificación financiera. Sin importar tu edad, debes considerar qué puedes hacer para alcanzar la seguridad y comodidad a largo plazo. Conoce cómo invertir tu dinero y así ahorrar para el retiro.

ahorrar para el retiro

Cómo la inversión ayuda a ahorrar para el retiro

Sin dudas el ahorro es la clave para crear un resguardo financiero, tener reservas y construir un fondo de ingresos que te respalde cuando dejes de trabajar. Pero, a causa de la inflación (y la suba de los precios consecuente), ahorrar no es suficiente.

Con el paso de los años tu dinero puede perder valor y así tu capacidad de compra disminuye. Debes estar un paso más adelante y usar tu dinero para generar más ingresos. La inversión te ayuda con eso.

El primer paso es aprovechar al máximo tu AFORE, es decir el ahorro para el retiro. Se trata de una entidad financiera que gestiona el dinero que depositas en una cuenta durante tu vida laboral; lo que luego servirá como pensión para tu retiro. Si deseas ir un paso más puedes aportar a varios tipos de inversiones, ya sea financieras como físicas.

AFORE y retiro: por qué aprovecharlo

Es importante entender cómo funciona el retiro de AFORES para estar preparados para la tercera edad. El Sistema de Ahorro para el Retiro en México se creó en 1997, con la intención de sostener a futuro a todos aquellos que empezaron a trabajar formalmente desde ese año.

De esta forma, tanto tú, como tu patrón y el Gobierno invierten una parte de tu salario a tu AFORE, para que, ya cumplidos en promedio 30 años de trabajo, tengas una pensión correspondiente a tus aportaciones.

Y, para tu AFORE, ¿cuánto de tu salario tienes que aportar? Por ley, se te descuenta el 6.5% para el ahorro. Pero si trabajas de forma independiente, de manera informal o manejas tu propio negocio, tienes que aportar voluntariamente a tu cuenta individual, para que así una AFORE la administre y asegures una pensión.

El ahorro voluntario AFORE, es decir aquel dinero extra que depositas más allá del porcentaje mínimo obligatorio, ayuda a que, en tu vejez, alcances un retiro digno. Y, si decides dar un paso más, puedes hacer aportaciones complementarias: sumas de dinero adicionales que te permiten incrementar el monto de tu pensión. Cualquiera de estas dos alternativas pueden realizarse en cualquier momento. Si deseas probar el ahorro voluntario afore, hay ocho opciones fáciles y rápidas.

Conoce en detalle cómo funcionan las AFORE

Otras inversiones para tu retiro

Antes de invertir ahorros, lo primero es definir una meta financiera concreta. Esto supone tener en claro cuánto quieres ganar, para así determinar la cantidad de dinero que tendrás que invertir. Conoce cómo trabajar con una meta financiera.

Luego es momento de definir en qué vas a invertir. Siempre conviene no concentrar tu dinero. Si puedes, destina los ingresos que vas a invertir a proyectos que generen grandes ganancias, y otros de menor riesgo, cuyos beneficios son menores pero trae más seguridad. Existen dos tipos de inversión:

  • Financieras: se trata de invertir en activos financieros, como las acciones, las deudas, los bonos y los créditos. Estos son títulos que sostienen la promesa de que, a futuro, el comprador recibirá ingresos del vendedor.
  • Físicas: supone invertir en activos materiales, como construcciones y terrenos. El valor de estos activos depende del uso que se les dé.

Conoce en detalle los tipos de inversión para tomar la mejor decisión posible. Y no dejes de informarte sobre todas las opciones para hacer crecer tu dinero.

Consejos para llegar a tu retiro

Una vez que tienes en claro tus metas y en qué vas a invertir para alcanzarlas, queda mantener este proyecto de ahorro. En otras palabras, tienes que ser persistente. Sumar el ahorro a tus hábitos puede ser difícil al principio, pero, de a poco, notarás como cada vez te vuelves un experto en el ahorro y un experimentado inversor.

Pero, además de ser firme, debes tener ganas. Necesitas empuje y motivación. Siempre recuerda todo lo que el ahorro y la inversión pueden brindar a tu futuro: años de seguridad económica y comodidad. Ten en mente tus metas, y la razón detrás de ellas, para seguir adelante.

Descubre cómo seguir usando el dinero a tu favor