Usar tu dinero para generar más ingresos y alcanzar tus metas financieras es posible. Conoce los tipos de inversión y maneja tu billetera como un experto.

Lograr que el dinero rinda al máximo es algo que todos anhelan, aunque muchos no saben bien cómo alcanzar esa meta. Para conseguirlo hay diferentes tipos de inversión que podemos realizar. Pero antes de lanzarnos a buscar que nuestro dinero nos aporte ingresos extras, debemos entender claramente qué es inversión y que implicancia tiene en nuestra economía. 

Invertir es básicamente emplear tu tiempo, tu energía y una cantidad de tu dinero en un proyecto o negocio que eventualmente te permitirá obtener ganancias. Pero invertir también supone tomar un riesgo, ya que al destinar tus recursos hacia un objetivo, se renuncia a otros y todo lo que estos podrían haber dado (costo de oportunidad). Para que apliques tus ahorros de la mejor manera, te contamos los tipos de inversión que existen y su utilidad. 

tipos de inversion

Tipos de inversión

Antes de plantearte en qué puedes invertir, es importante que entiendas para qué sirve invertir. Para empezar, aumentar la cantidad de dinero que tienes es clave para mantenerte a la par con la suba de precios de los productos que consumes diariamente. Y si tus ganancias se multiplican, puedes armar un colchón financiero para emergencias o para darte algún gusto.

La inversión puede dar seguridad económica, comodidad y, sobre todo, libertad financiera. Pero para conocer la verdadera utilidad, tienes que conocer los tipos de inversión. 

En principio, se pueden distinguir por su temporalidad. Existen inversiones de corto plazo, que suelen durar menos de 1 año. Después están las de mediano plazo, que pueden extenderse hasta 3 años. Y por último está el largo plazo, que supera los cinco años. 

Otra forma de clasificar los tipos de inversión es considerando la naturaleza de aquello en lo que se invierte. Están las: 

  • Inversiones financieras: supone invertir en activos financieros, es decir títulos que guardan la promesa de que, a futuro, el comprador recibirá ingresos del vendedor. Es el caso de acciones, deudas, bonos, créditos.
  • Inversiones físicas: consiste en invertir en activos materiales. Es el caso de construcciones y terrenos, que guardan valor dependiendo del uso que se les dé. 

Inversiones financieras

Dentro de esta categoría se encuentran una variedad de inversiones. Estas son: 

1. Renta fija

Invertir en renta fija consiste en invertir una cantidad de dinero fija por un periodo de tiempo, para luego conseguir cierto rendimiento establecido con antelación. Pese a tener baja rentabilidad, el riesgo también es poco, por lo que es una buena alternativa para empezar a invertir. Un ejemplo son los pagarés de empresas privadas, o bonos del estado. 

2. Renta variable

En este caso, las ganancias que vienen con la inversión no son fijas, sino que varían dependiendo de las condiciones sobre lo que se invierte. En ellas no está garantizada, ni la devolución del capital invertido ni la rentabilidad del activo. Un ejemplo de este tipo son los Fondos Comunes de Inversión de Renta Variable. Hay más riesgo, pero también mayor oportunidad para ganar más. 

3. Bolsa de valores

Cuando se habla de invertir en la bolsa, se habla de comprar y vender acciones de empresas, que buscan recaudar fondos para sus proyectos. Las acciones son partes fragmentadas del patrimonio de una empresa, por lo que, al obtener una, se gana propiedad sobre una parte de las ganancias. 

El valor de la empresa sube si hay muchos inversores interesados en comprar sus acciones. Y, cuando eso sucede, la acción que compraste tendrá mayor rendimiento monetario. Es una alternativa prometedora a largo plazo y accesible para cualquiera. Al haber un monto mínimo para comprar acciones, solo necesitás alcanzar esa cifra, para participar en el mundo de las inversiones. 

4. Bonos

Es la compra de deudas. Al invertir en bonos se presta cierta suma de dinero, con interés, a una empresa o entidad pública, con la promesa de recibir el pago en cierto periodo de tiempo. 

5. Plazo fijo

Los depósitos de plazo fijo son una de las maneras más populares para potenciar las ganancias. Consiste en depositar cierta suma de dinero en un banco por un plazo de tiempo definido, para luego recuperar ese monto más un interés. Descubre cómo invertir en plazo fijo.

6. Divisas

Al invertir en divisas, se entra al Mercado Internacional de Divisas, para la negociación del valor de las monedas extranjeras, también conocidas como divisas Forex. Las ganancias llegan con la compra de divisas para luego venderlas a mayor precio. 

Requiere estar al tanto de los valores actualizados de las monedas internacionales y saber proyectar si a futuro conviene, por ejemplo, invertir en dólares, en euros, en libras esterlinas o en yuanes. Es un tipo de inversión rápida y de fácil manejo. 

7. Crowdfunding

Tal como lo dice su nombre en inglés, el crowdfunding es la recaudación colectiva de fondos, que funciona con donaciones que diferentes personas dan hacia cierto proyecto. Es una buena manera de financiar una propuesta de negocio que promete muchas ganancias. Por ejemplo, puedes invertir en el desarrollo de una app novedosa, con la promesa de luego recibir recompensa por el dinero que aportas. 

Para participar, lo que suele hacerse es revisar el monto que cada proyecto necesita, analizar la rentabilidad de la propuesta y las recompensas que se darán más adelante a los inversores, cuando se cumple la fecha de recaudación. 

8. Materias primas

Invertir en materias primas es destinar parte de tus finanzas al mercado de las commodities, es decir bienes básicos que son utilizados para la fabricación de productos. Una posibilidad, por ejemplo, es Invertir en oro, un material que tiene un valor comercial muy elevado por la alta demanda para ciertas cadenas productivas. 

Otros ejemplos de recursos naturales muy valorados son las fuentes de energía como el petróleo o productos agrícolas, como la soja o el cacao y metales, como la plata y el cobre.

Es un tipo de inversión que cuenta con una alta rentabilidad gracias a la demanda que siempre hay de materias primas. Al mismo tiempo, hay cierto riesgo por los constantes movimientos y cambios de valores en el mercado. Por eso suelen participar personas con mucha experiencia.

Inversiones físicas

9. Bienes raíces

Una de las apuestas más seguras es el mercado inmobiliario. Invertir en bienes raíces es invertir en bienes cuyo beneficio se puede conocer con anticipación, dando así cierta garantía de su rentabilidad. Además, el valor de estos activos se eleva con el tiempo. 

Al comprar una casa o un departamento no solo tienes la propiedad, sino los ingresos que vienen con el uso que se le da; por ejemplo el alquiler del espacio.  Se trata de una alternativa atractiva y de largo plazo.

tipos de inversion

Cuándo invertir

El momento de poner a trabajar tu dinero depende de muchos factores, como la edad. Al ser joven es posible tomar más riesgos, ya que, por lo general, las prioridades que se tienen son de corto o mediano plazo.

Pero, a medida que una va creciendo, se empieza a tomar en cuenta el largo plazo y la seguridad de las finanzas. También influyen mucho las metas financieras que se buscan alcanzar. Lo importante es tener en mente tus posibilidades y tus objetivos. 

Ya conoces los tipos de inversión que existen. Conoce otras opciones para hacer crecer tu dinero.