¿Decidiste pedir un préstamo como herramienta financiera? Te dejamos algunas recomendaciones que te ayudarán a entender su impacto en tu economía y como alivianarlo.

Después de las fiestas, llega la cruda realidad de la cuesta de enero y a veces no encontramos tantas opciones para sobrellevar todos los gastos. Lo sabemos, nuestras finanzas están muy golpeadas por estas fechas, pero no estás solo.  Queremos darte una guía práctica con lo que debes saber si estás pensando en pedir un préstamo

Toma un respiro y revisa algunas claves que te permitirán tomar la mejor decisión para tus finanzas personales.

La diferencia entre crédito y préstamo

Antes de comprometernos o firmar cualquier papel, lo primero que debemos hacer es entender qué es un préstamo y qué es un crédito:

  • Préstamo. Una entidad financiera o prestamista le otorga a la persona cierta cantidad de dinero que se entrega en su totalidad desde el comienzo de la operación. Generalmente tiene un uso inmediato para cubrir alguna necesidad y la persona que lo solicita tiene la condición de devolver el monto más los intereses fijos que se generen en un plazo determinado.   
  • Línea de crédito. Es una cantidad que una institución está dispuesta a financiar (un límite máximo) y el cliente puede disponer parcial o totalmente de acuerdo a sus necesidades y debe pagar intereses, variables y usualmente más altos, por la cantidad utilizada. Una tarjeta de crédito o un crédito de una tienda departamental funcionan con esta lógica.

¿Qué debo hacer antes de contratar un préstamo?

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y encuestadoras, los gastos en diciembre suelen dispararse un 27% más que el resto del año y en promedio 6 de cada 10 mexicanos tiene alguna deuda.

Entre los gastos de la temporada, la suba de precios y que nuestros ingresos no alcanzan, no queda más que contraer deuda y buscar financiamiento por diversas vías, ya sea con préstamos de familiares, empresas financieras, bancos o casas de empeño.

Pedir un prestamo

El problema surge cuando no prestamos la atención necesaria a las “letras chiquitas” y terminamos pagando más por intereses y comisiones que por la deuda original.

Además, si pides dinero prestado para cubrir otros compromisos, es como echarle gasolina al fuego e incendiar tus finanzas personales por el sobreendeudamiento.

Pasos antes de un préstamo

Cuando vas a contraer una deuda, es recomendable que sigas previamente unas recomendaciones básicas para mantener el control de tus finanzas. Aquí vamos con algunas:

  • Elabora un plan. Una herramienta muy útil es hacer un presupuesto , ya que te permite conocer tus finanzas y lo que puedes hacer con tu dinero. Con esta podrás saber, por ejemplo, si puedes recortar gastos para evitar el préstamo. Si realmente es necesario endeudarte, calcula exactamente cuánto necesitas y pide lo justo, ni más, ni menos.
  • Evalúa tu capacidad de endeudamiento. Haz un balance de tus ingresos contra los gastos fijos que tienes mes a mes para que identifiques cuánto puedes destinar a pagar tus préstamos o créditos. También lleva un registro detallado de todas tus deudas actuales, aquí te explicamos cómo hacerlo, así como el progreso en cada una para liquidarlas lo antes posible. Lo recomendable es que tu nivel de deudas no sea mayor al 20% de tus entradas de dinero.
  • Analiza todas las opciones. Investiga a fondo el tipo de préstamos que más te conviene, así como las instituciones que lo ofrecen. Busca asesoría y orientación y no te quedes con ninguna duda. 

Antes de pedir un préstamo Es necesario que tengas bien claro los plazos, los pagos mensuales y las fechas de pago. También es vital que tengas en cuenta el cobro de comisiones, las tazas de interés que pagarás y – sobre todo- si son fijas o variables, ya que esto puede condicionar muchísimo la planificación de tu presupuesto.

Lo más importante es que tomes una decisión informada y estés tranquilo de que podrás pagar las cuotas establecidas.

Una mejor opción de crédito

La buena noticia es que en Mercado Pago estamos para ayudarte a retomar el camino de las finanzas saludables.

Tienes una opción más práctica y segura con Mercado Crédito que te permite comprar online y pagar servicios hasta en 12 cuotas mensuales fijas.

Solo tienes que solicitar tu activación gratuita y en 2 días hábiles podremos autorizar tu línea de crédito, que podrás usar en Mercado Libre o pagar con QR con tu cuenta de Mercado Pago.

No hay cargos ocultos ni comisiones anuales o cuotas mínimas y siempre tendrás a la vista los costos de cada operación antes de confirmarla.

Con tu historial positivo de pagos, tu límite de crédito irá aumentando y también tendrás la posibilidad de pedir un Préstamo Personal* que, una vez aprobado, se deposita en tu cuenta digital para que uses el dinero como prefieras.

En Mercado Pago lo que más nos importa es darte las herramientas para que tomes el control de tus finanzas y puedas cumplir tus objetivos.

Consulta todas las herramientas que te ofrece tu cuenta digital para seguir mejorando tu relación con tu dinero:

(*) Aviso Legal: “Las ofertas de Préstamo se encuentran sujetas a revisión crediticia, comercial, y de riesgos de Mercado Libre al momento de la solicitud efectuada por el usuario. La presente no implica una obligación de otorgar el Préstamo, cuya aprobación definitiva quedará irrevocablemente condicionada al cumplimiento de las condiciones exigibles por Mercado Libre.”