¿Quieres empezar a invertir? Conoce estas opciones para hacer crecer tu dinero y formarte como inversionista

¿Qué son los fondos de inversión, plazo fijo y acciones? El camino de las inversiones tiene diferentes trayectos, pero el destino es el mismo: hacer crecer tu dinero para alcanzar los objetivos que te propongas. Por eso hoy te contamos sobre estas herramientas para que de a poco te vayas formando como inversionista.

¿Fondos de inversión, plazo fijo o acciones? 

Cuando empieces a poner en orden tus finanzas y cuentes con un ahorro, el siguiente paso es conocer las opciones para invertir. Aunque sea con poco dinero, lo más importante es decidirse y encontrar la que se ajuste a tu medida.

Ya te habíamos contado sobre algunos instrumentos de inversión muy accesibles como los CETES, CEDES y pagarés, que puedes volver a checar por acá. Ahora te invitamos a conocer otras alternativas que te ayudarán a aumentar el valor de tu dinero y alcanzar finanzas más saludables, como estas que te mostramos a continuación:

  • Fondos de inversión. Son bolsas de inversionistas (personas como tú) que juntan sus recursos y son manejados por un operador o administrador financiero, que invierte por tí por medio de una combinación de diferentes valores como CETES, bonos, acciones. Gracias al capital conjunto, se generan mejores oportunidades y rendimientos. 

Los fondos de deuda son los más comunes. Están los que tienen una renta fija, es decir, que no dejan tantos rendimientos y rondan el 2% y 5%. Por su parte, los fondos de renta variable, que invierten en el mercado nacional o internacional, generan ganancias hasta del 20%, aunque con mayores riesgos. Con esta opción puedes empezar invirtiendo desde 5,000 pesos a corto, mediano y largo plazo. Existen cientos de empresas en México que te ofrecen esta posibilidad, pero lo fundamental es estar bien informado antes de tomar la decisión y asegurarte que tenga respaldo para evitar fraudes.

  • Inversión a plazo fijo. Es la opción segura y funciona como una cuenta de ahorro que genera una pequeña ganancia. Los bancos ofrecen esta alternativa, en la que depositas tu dinero por un tiempo determinado, ya sea desde 6 meses hasta un periodo mayor a 5 años, y al final te devuelven tu dinero con intereses.

Dependiendo la cantidad que deposites, es la tasa que pagará la institución financiera que, en general, alcanza un promedio de 1% a 3%. Hay oportunidades de invertir desde 2,000 pesos y una de las desventajas que debemos mencionar es que tu dinero estará amarrado por el tiempo acordado y si lo necesitas antes, te cobrarán alguna comisión y/o penalización.

  • Acciones. No tienes que ser un experto para invertir en la Bolsa de Valores. Una Casa de Bolsa –empresa financiera– te permite comprar una acción, que es un título que te hace dueño de una parte del capital de una empresa.

Si la empresa de la que eres socio cotiza favorablemente en el mercado de valores tu acción sube de precio y viceversa. El problema es que los montos de entrada generalmente son caros y las acciones que son accesibles tienen un riesgo alto de pérdidas. Si te decides por esta vía, lo primordial es la asesoría que te pueda brindar un experto o el respaldo de una empresa confiable.

Una opción segura a la hora de invertir

Si vas empezando en el mundo de las inversiones, con tu cuenta Mercado Pago tienes acceso al Fondo Común de Inversión (FCI), sin complicaciones ni cobro de comisiones.

Desde tu celular y con 1 peso que tengas, lo activas y no necesitas hacer nada más: generas rendimientos diarios y tu dinero siempre está disponible para usar o retirar cuando lo necesites.

Hay que perderle el miedo a la palabra inversión, pues es la mejor manera de ahorrar, hacerte de un patrimonio y alcanzar estabilidad financiera a futuro.

Es hora de poner a trabajar tu dinero para hacerlo crecer y generar ingresos extra ¡ya no lo dejes debajo del colchón o la alcancía!

Además, las inversiones son un complemento para alcanzar la estabilidad financiera y hacer crecer tu dinero, así como plantear y alcanzar objetivos, tal vez para viajar, comprar una casa,  tener un fondo de retiro o para la educación de tus hijos.

¡Estos posts también te pueden interesar!