Checa estas recomendaciones para organizar mejor la economía familiar.

¿Sientes que no llegas a fin de mes? Es hora de poner manos a la obra y armar una estrategia de ahorro del hogar, para que los gastos no te derroten.

El ahorro se vuelve fundamental en la economía familiar y bastan unas pequeñas medidas para hacer rendir el dinero lo más que se pueda, prepararse para un imprevisto y alcanzar una meta.

Con algo de constancia y orden, verás que sí se puede bajarle a los gastos y mejorar las finanzas de la casa. Aquí dejamos unas cuantas recomendaciones para que tomes impulso y puedas organizarte.

Comienza el plan de ahorro

Lo primordial es que todas las personas que vivan bajo el mismo techo estén en el mismo canal y contribuyan a conseguir el objetivo. Que cada miembro del hogar entienda por qué y para qué están aplicando las estrategias de ahorro común.

  • Compartir objetivos. La tarea se facilita cuando hay un objetivo compartido. Lo primero será alcanzar más tranquilidad al terminar el mes, pero también se puede usar ese dinerito extra para comprar algo que todos quieran, una buena salida a comer hasta una escapada un fin de semana. En ese caso, para que compartir gastos no sea un problema, te dejamos estas recomendaciones
  • Cuentas claras. Un paso básico es determinar cuánto y cómo estamos gastando. Toma en cuenta el ingreso total de la familia y registra cada una de las salidas de dinero: alimentos, transporte, gastos escolares, agua, luz, teléfono, así como los gastos hormiga, de esos que te comen los ahorros, que te contamos aquí
  • Presupuesto. Cuando hayas reunido toda la información y tengas más claro cómo funciona la economía familiar podrás empezar a organizar y planear gastos. Un presupuesto mensual, tal como te sugerimos aquí es una buena herramienta para hacerlo. Te ayudará a conocer qué gastos no son tan esenciales y puedes recortar para tener mayor margen en otras categorías, por ejemplo, la comida.
  • Compras del súper más eficientes. Anticipar compras, comparar precios y respetar la lista del súper se vuelven grandes aliados en la tarea de ahorrar. Se trata de tener claras las necesidades de la familia y no comprar de más o de menos. Es útil hacer un plan de comidas o un menú para la semana, para saber cuánto se gastará en la carnicería o el tianguis, así como revisar ofertas de artículos indispensables como el papel de baño o la pasta de dientes.
  • Hábito de ahorro. Las prácticas de cuidado de energía, agua, gas y gasolina se traducen en recibos más baratos y una buena fuente de ahorro:
    • Usa focos de bajo consumo
    • Apaga la luz que no estés usando
    • Desconecta equipos electrónicos o electrodomésticos que no uses
    • Utiliza con moderación el ventilador o aire acondicionado
    • Trata de bañarte en menos de 5 minutos, ¡verás que se puede!
    • No dejes la llave abierta al lavarte los dientes o limpiar los platos
    • Utiliza la lavadora al 100% de su capacidad, para usarla menos veces
    • Busca reusar agua de la regadera
    • Repara fugas o goteras
    • No uses el coche para traslados cortos

¿Cómo hacer que el dinero no pierda valor?

El dinero que logren reunir en familia a partir de estas estrategias de ahorro puedes guardarlo en la cuenta Mercado Pago para que se motiven, vean los frutos de su trabajo y cómo se acercan a la meta. Ya que allí está seguro y no pierde valor. Incluso puedes generar rendimientos, diarios y tu dinero está siempre disponible para usar o retirar. ¿Cómo? Es fácil, te lo contamos: 

  • Es automático: lo activas una vez y no necesitas hacer nada más.
  • Rinde 2,3% anual. *

Además, hicimos esta nota donde podrás encontrar otras ideas para hacer crecer tu dinero. 

Sin dudas, la práctica hace al maestro. Si todos los miembros de la familia contribuyen a medir gastos, respetar el presupuesto, ahorrar en agua, electricidad, gas y transporte y meterle al “guardadito”, ¡el beneficio es para todos!

* Los rendimientos son administrados por GBM y se calculan en los últimos 30 días. Los rendimientos futuros no se garantizan.