¿Cuántas veces te has propuesto ahorrar y no lo cumples? Conocer tu perfil te ayudará a cumplir objetivos y tener mayor seguridad en tus finanzas.

Dime cómo ahorras y te diré cómo eres…Todos en algún momento nos hemos prometido hacer un guardadito y fracasado en el intento. Entre los imprevistos del día a día, iniciar un ahorro pareciera una misión imposible.

Sin embargo, la cultura del ahorro es el primer paso para tener finanzas sanas y la ventaja es que no hay reglas, lo mínimo que hagas es bueno y nunca es tarde para empezar.

Cuando tomes la decisión de hacerlo, ten en cuenta que la paciencia, la constancia y la planeación son las llaves para alcanzar tus objetivos.

¿Cuál es tu perfil?

Tu personalidad juega un papel muy importante, ya que te acerca o te aleja de la posibilidad de ahorrar. Si eres una persona impulsiva, puede que seas igual al gastar tu dinero. Por el contrario, si eres extremadamente conservadora, puede que te quedes esperando la oportunidad que nunca llega.

Comienza con plantearte algunas preguntas:

  • ¿Ya cuentas con algún tipo de ahorro?
  • ¿Conoces tus ingresos y gastos?
  • ¿Cada cuánto tiempo puedes ahorrar y cuánto dinero?
  • Si tienes dinero y ves algo que te gusta, ¿qué haces?
  • ¿Cuál es tu meta?

No hay una clasificación exacta, pero sí diferentes perfiles de ahorradores que te permitirán identificar riesgos y acciones que pueden ayudarte en el camino:

Extremo. En automático ahorra con el único objetivo de juntar dinero para tener cierta tranquilidad, aunque implique no gastar o disfrutar el dinero.

Promesa. Quizá le interese ahorrar, pero implica demasiado esfuerzo o piensa que no tiene dinero de sobra. Igual empieza a juntar dinero, pero va agarrando o posponiendo el ahorro hasta el punto de abandonarlo.

Ocasional. Su filosofía es un ahorro rápido con un objetivo fijo como comprar un celular o una televisión.

Organizado. Sin falta guarda una parte de sus ingresos, ya sea para alguna emergencia, planear un viaje, hacer una compra mayor o hasta poner o crecer su negocito.

Despreocupado. Vive la vida y gasta conforme le llega el dinero, sin prepararse ante una eventualidad.

Seguro que te identificas con alguno de los ejemplos, ¿verdad? De todos modos, hay que entender que todos tenemos métodos y necesidades diferentes. Lo más importante es adquirir el hábito del ahorro en la medida de nuestras  posibilidades. Para ayudarte a hacerlo, te compartimos algunas “reglas de oro”. 

Ordena tus finanzas

La regla de oro es guardar el 10% de tus ingresos, es decir, por cada 1,000 pesos apartar 100 pesos, pero depende de las circunstancias de cada persona. Lo importante es la perseverancia, y seguro disfrutarás los resultados.

La clave para arrancar está en la organización. ¿Si no sabes cuánto gastas cómo podrás ahorrar? Lleva registro de todos tus ingresos, deudas y las compras que realizas y saca cuentas. Empieza a revisar tus gastos primordiales y fijos. También los que no son tan indispensables, como los “gastos hormiga”, esas pequeñas compras que hacemos casi sin darnos cuenta y que puedes minimizar o ir eliminando, ¡conócelos aquí!

Luego establece un presupuesto para controlar cuánto gastas: tanto para renta, tanto para transporte, esto para comida y así. No te olvides de destinar un porcentaje exclusivamente para ahorro, fijando una meta alcanzable y con una fecha para hacerlo realidad.

El hábito del ahorro debe cultivarse a lo largo de la vida, para permitirte planear más allá del fin de mes y cumplir con metas a corto plazo, como darte un gustito o pagar tus deudas, así como brindarte seguridad ante gastos inesperados.

Además, el manejo de tu dinero te dará confianza y estabilidad porque sabrás cuánto puedes gastar, cuánto te sobra y lo que puedes ir guardando.

Si crees que el ahorro no es para ti o de plano no puedes, ¿por qué no te retas a guardar cierta cantidad (50 pesos a la semana por ejemplo) durante 3 meses? Y cuando se cumpla el tiempo, compras algo te guste para gozar de los beneficios y poco a poco vas creciendo el periodo de ahorro.

No pierdas más tiempo y tampoco te compliques, Mercado Pago te ayuda a empezar a ahorrar para lograr eso que deseas, ingresando aquí.